¿En qué consiste un programa de rehabilitación Cardíaca?

La rehabilitación cardíaca se compone de una serie de actuaciones de carácter integral y con perspectiva a medio plazo, cuyo objeto es aquellos pacientes que han superado la fase aguda de una enfermedad cardiovascular, es decir, al menos 6 semanas después del alta hospitalaria.
Estos programas abarcan una evaluación médica estrecha con tres pilares fundamentales: la prescripción individualizada de ejercicio físico, control de los factores de riesgo cardiovascular y apoyo psicosocial a aquellos pacientes que han sufrido un evento cardiaco.

Actualmente, la Rehabilitación Cardíaca está aceptada como recomendación científica de Clase I en todas las guías de práctica clínica, es decir, que su uso se basa en un beneficio demostrado en múltiples estudios científicos.

Algunos de los objetivos fundamentales de un programa de Rehabilitación Cardíaca es reducir el riesgo de nuevos problemas cardíacos, ayudar a controlar los síntomas, y mejorar la calidad de vida del paciente, así como lograr una reincorporación más rápida a la sociedad.

¿Quién se beneficia de un programa de Rehabilitación Cardíaca?

Usted se beneficia de un programa de estas características si:

  • Ha sufrido un infarto agudo de miocardio o una angina de pecho.
  • Se le ha realizado un cateterismo con colocación de stents coronarios.
  • Padece insuficiencia cardíaca crónica.
  • Tiene claudicación intermitente (enfermedad arterial en las piernas).
  • Ha sido sometido a cirugía cardíaca.

¿Qué especialistas forman parte de un equipo de Rehabilitación Cardíaca?

Un programa de rehabilitación cardiaca ambulatorio (no de ámbito hospitalario) está integrado por un equipo multidisciplinar, con médico especialista, dietista, fisioterapeutas, entrenador personal y psicólogo clínico.

En FiberSalud disponemos del mejor equipo de rehabilitación cardíaca de Huesca.

¿Cuál es la estructura de un programa de Rehabilitación Cardíaca?

La duración del programa puede ser de 3 a 6 meses. Se pueden diferenciar 4 puntos principales:

  • Visita médica: en la primera consulta, el médico hace hincapié en los antecedentes médicos y farmacológicos del paciente, se establece la situación funcional en el momento de iniciar el programa, se conoce el estado de los factores de riesgo cardiovascular (colesterol, diabetes, hipertensión, sobrepeso y hábitos tóxicos) para poder controlarlos a lo largo del tiempo.
  • Ejercicio físico: la rehabilitación cardíaca mejora la forma física del paciente a través del ejercicio físico controlado y supervisado.
  • Estilo de vida: el paciente recibirá consejos acerca de cómo realizar una alimentación equilibrada, qué alimentos son recomendables e incluso cómo cocinarlos. Recibirá asimismo consejos para saber cómo manejar síntomas como el dolor o la fatiga.
  • Apoyo psicológico: cualquier problema cardíaco requiere un periodo de adaptación por parte del enfermo que, en muchas ocasiones, genera ansiedad y/o dificultades a la hora de mantener el trabajo habitual.

¿La Rehabilitación Cardiaca se acaba una vez finalizado el programa?

NO. Una vez finalizado el programa, cada paciente debe mantener los hábitos nutricionales y de ejercicio físico que ha aprendido a lo largo de las semanas que dura el programa, con el fin de que se mantengan los beneficios sobre su salud cardiovascular.